S/T. De la serie: Apuntes de una mujer que se dibuja.
Por años me había resistido a la cobertura de deportes, las invitación de mi amigo Guillermo González de la Agencia Notimex, me motivó a la cobertura de fut bol que terminó, como suele pasar, en trifulca entre la policía y los aficionados. Ahí recibí un botellazo de cerveza. Mi primer botellazo. La botella golpeó en mi pecho justo cuando discutía con un oficial de policía, afortunadamente pegó de lado y no se rompió y cayó, incluso, intacta al suelo. El oficial de policía al ver el objeto que me golpeó simplemente corrió hacia la fuente de donde provenía, como si fuese a tomar venganza por intentar descalabrar a un fotógrafo. Evidentemente mi error fue haber estado junto a la policía que eran el blanco de las agresiones. Si ha pegado 10cm abajo le pega a mi cámara, si ha pegado 30 cm arriba me pega en la cara. Esa noche los abusos de la policía a los aficionados fue mucha.

Es en estos momentos que nos damos cuenta que la fotografía no solo retrata "lo bonito" del ser humano, también retrata el otro, nuestro lado oscuro y bestial.
Similar Fotos