Gotas de rocío, sobre pluma perdida, ni unas ni otro quieren desaparecer.