Mi pueblecito.
Aunque se empeñen en decir que las personas no cambian, la realidad es que llegamos a cambiar tanto que al final ni nos reconocemos.
Mi lugar, mi pequeño rincón del mundo donde están mis raíces. El nido de donde salí al mundo, pero el lugar a donde vuelvo cuando me quiero encontrar a mí mismo, a mí esencia.
Similar Fotos