Yangon, Birmania. Son las 7 de la mañana, un niño aparece en mi foto corriendo despavorido a recostarse sobre una señora que hasta ese momento no conoce. Un instante de afecto que surge entre ambos, recepción y pedido de amor entre un niño y una anciana.
Similar Fotos