Una tarde de juegos y pereza capturada con una Canon EOS Rebel T3 y objetivo 75-300mm en Kenia.
Similar Fotos