Un pequeño homenaje a todos los grandes artistas anónimos que como único liezo tienen un triste enladrillado, dándole así vida de autor.
Similar Fotos