Como resultado es una muestra personal fotográfica alusivo a una serie de herramientas (industrial-artesanal) que pertenecieron a mi padre, que para mi representa una gran carga simbólica y emocional, en que los recuerdos hoy se hace eco con los objetos, estos elementos liberan su esencia temporal y espacial muy notable en el volumen, proporciones y formas geométricas que los constituyen, de igual manera sus texturas de fábrica o tal vez intencional reflejan una atmósfera cálida, parlante de sonidos. palabras e imágenes alusivas a quien era mi progenitor e infancia, en otras palabras las representaciones rompen con el dominio cósico del objeto para consagrar el Ser.

En síntesis, mis obras trascienden con un discurso visual contenedor de curiosidad, dilucidando una historia que solo los objetos hablan, expresan su interior. Puesto que, es una necesidad tanto interna como externa que me exigió interpelar a dichas entidades en relación con su ser y su historicidad, estudiar aquello desconocido en ellos, como lo expresan en su libro Ortega J. y Gasset (1998) "Lo que por completo no existe aún, no puede provocar el deseo. Nuestros deseos se disparan al contacto de lo que ya está ahí"