El ser humano extrae los recursos naturales de Gaia y los transforma en residuos que algún día serán el único alimento que tengan cuando se hayan acabado los recursos naturales.