Se trata de la playa de Zlatni Rat, en la Isla de Brac (Croacia). En su costa confluyen las olas de mar abierto, que llegan con fuerza y mucha energía, y el agua en calma de la zona interior, tan cristalina y limpia como la mayoría de las playas del país pero en calma y perfecta para un baño tranquilo
Similar Fotos