Contest: Distant Looks
Este relato es muy personal, y obedece a una necesidad de divulgar un asunto de caracter espiritual que viví una ves en el Diario El Mundo de Caracas, en 1991.Estando de guardia un domingo, cubrí una pauta de sucesos, donde fuimos a reportear un ajuste de cuentas de pandillas juveniles en sectores populares de Caracas.
Aunque cuando llegamos al sitio practicamente no había evidencias físicas de esa situación, pero sí había evidencias sicológicas, ya que la gente que tratábamos de abordar para que declarasen, se aprtaban por aquello del terror tenían si alguien los selaba como delatores, las personas eran parcas al hablar, y en muchos casos nos atendían a través de rendijas en las puertas y ventanas a medio abrir, en fín la atmósfera de la población era de una franca atemorización.
Las fotos solo relataban este temor, pero en mi caso me preguntaba que hacer? con esta situación, si seguir reporteando cosas terribles que la población vivía a diario, o ahondar en sus causas y empezar como expresarle a la gente en ves de tantas cosas negativas sen ton ni son, hacerse de la vista gorda, tomar una actitud nihilista, o asumir con responsabilidad social el asunto de la delincuancia juvenil.
En fin, mientras divagaba en estos asuntos ya me encontrana en el laboratorio del periódico, estaba solo porque era una guardia dominical.
Siempre por costumbre y cierta actitud de respeto por el trabajo, en este caso, al revelar el rollo blanco y negro oraba o rezaba un "Padre Nuestro" y bendecía el trabajo que estaba haciendo.
En el medio del laboratorio, a oscuras completamente, con los químicos delente de mi y el rollo de película en mi mano, me detuve unos instantes para aclarerme a mi mismo, una reflexión en mi pensar que casi era una vos que me increpaba sobre el porque? yo tenía que estar fotografiando a la muerte, cuando el Dios al que le oraba era significado de vida. La voz o reflexión me decía que él era vida, aire, agua,pájaro,naturaleza viva, en fin Vida.
En medio de esa reflexión me dije que por lo menos terminaba el trabajo del día y luego tomaba una decisión.
Al día siguiente, muy temprano en la mañana, aun cuando no me tocaba la guardia de la mañana, estuve en le redacción el diario, me senté a redactar una carta para el Director donde le explicaba el porque había decidido renunciar al diario, sin ahondar mucho en la explicación. Para muchos fué una sorpresa mi actitud, pero ya estaba decidido.desde ahora en adelante mi trabajo informativo desde al foto, debía de ser más responsable, más dedicado a enaltecer la vida de las personas através de la fotografía, en fin esa reflexión del día anterior, me conmovió y ..................
como una semana después de haber cobrado mi liquidación me fuí hasta Merida a pasar unos días fuera de Caracas, aproveché y me fuí hasta una parte del Pico Bolívar en el teleférico para conocer esas alturas y salí y gran gozo yo que nunca había conocido la "nieve", la agarré y la tiré hacia arriba, dando gracia a Dios por todo ese ambiente que me rodeaba allí, tan grato, y a la vez por aquella reflexión allá en en el laboratorio fotografico del Mundo.
Desde ese momento me convertí en un banderado de la fotografía responsable, de respeto al Hombre, de enaltecer los valores más sagrados de la humanidad, en fín decidí no hacer más sucesos sangrientos que rayaban en sadismo para con el usuario y uno mismo. Esto por supuesto tiene muchas connotaciones filosóficas, sociales, y sí eso decidí. y hasta la fecha he seguido haciendo reporterismo cultural, buscando lo más hermoso del ser humano, el amor, la belleza, la responsabilidad, sin necesidad de rayar en lo lugares comunes del moralismo sin ton ni son, la belleza no tiene que ser "bonita", vanal, el suceso no tiene que ser "foto forense", lo aleccionador puede ser altamente crítico creativo.
Hoy en Maturín, Edo Monagas, Venezuela, desde la Escuela de Artes Plásticas "Eloy Palacios" he ahondado en esas reflexiones que al fin lo que buscan es perfeccionar la mirada, el discurso. Una de esas reflexiones terminaron siendo Un Manifiesto de lo que pretende ser el Consejo Fotográfico de Monagas, solo una parte del manifiesto, dice así:
"En el pricipio era el verbo. y el verbo se hizo Imagen..,el Hombre la hizo Fotografía." Luego termina así: " En el principio era el Verbo y la Fotografía lo hizo habitar entre nosotros".

Cordialmente
Ramdy Sierra
1-enero-2009
  • EXIF

    dpi: 77

Similar Fotos