Las rocas erosionadas de la gran meseta de Colorado , con formas a veces difíciles de explicar, nos ofrecen una lección sobre la tierra cambiante y la inevitabilidad del desgaste que produce el tiempo en todas las formas y seres de nuestro planeta.
Similar Fotos