Cuando caminamos depresiva y con la cabeza agachada, nos perdemos muchas de las cosas bellas de la vida.
Similar Fotos