La foto fue tomada en marcha desde otra moto en la que iba yo. Estoy satisfecho por haber captado en un sólo intento la mirada de la niña en dirección opuesta a la carretera.
Usé una canon g10 digital, con una ISO alta y con el diafragma justo para no perder la sensación de movimiento.