Fundamentos

¿Qué es La ley de la Reciprocidad y cómo funciona?

Hoy en Blipoint, La ley de la Reciprocidad, fundamento básico que te ayudará a entender la fotografía y mejorar los resultados en tus imágenes.

Es probable que si estas comenzando a familiarizarte con la fotografía, habrá muchos términos que te resulten nuevos y confusos.  Cada semana en Blipoint dedicamos un espacio para que conozcas las herramientas necesarias para ampliar tu conocimiento y adquieras experiencia.

Esta semana hablaremos de La ley de la Reciprocidad, aunque parezca algo densa, es un buen principio para formar unas buenas bases con la que mejorarás y perfeccionarás tu técnica en cuanto a fotografía.

LA LEY DE RECIPROCIDAD

Nos indica que nivel de exposición de una fotografía, es proporcional a la cantidad de luz que incide sobre el sensor y que a su vez esta cantidad de luz, se obtiene a partir de la intensidad del tiempo.

Esta ley se basa en una simple formula:

E (exposición) = I (intensidad) x T (tiempo)

Debes tener presente que la I (intensidad), regulada a través de la apertura del diafragma y T (tiempo), regulada a través de la velocidad de obturación, ambas nos darán en tiempo de exposición total de nuestra fotografía.

Hay tres valores o pilares fundamentales que inciden en La ley de la Reciprocidad:

1. La apertura del diafragma

La relación entre la apertura de diafragma y el tiempo vendrá siempre determinada por la selección de dos parámetros que juntos, nos dará la exposición correcta. Indiferentemente de que dupliquemos el valor de apertura y disminuimos su velocidad, la exposición de luz será la misma.

Es aquí cuando debemos de tener en cuenta la profundidad de campo. En función al tipo de fotografía que desees realizar, te convendrá prestar atención a los parámetros que influyan con la apertura de diafragma.

La apertura de diafragma mantiene una estrecha relación a la profundidad de campo, es decir, a mayor apertura, menor profundidad y viceversa. Estos números describen el tamaño del diafragma que permite el paso de la luz.

Los valores estándar para cada paso son los siguientes:

 

 f1, f1.4, f/2.0, f/2.8, f/4.0, f/5.6, f/8.0, f/11, f/16, f/22, f/32

El factor de multiplicación en el caso de la apertura es 1.4, que curiosamente es la raíz cuadrada de 2. El número f está vinculado con el diámetro del diafragma y como la relación entre el diámetro y el área de un círculo es cuadrática.

Para reducir a la mitad o duplicar el área de un círculo deberemos aumentar o disminuir el diámetro del mismo aplicando un factor de multiplicación de raíz cuadrada de 2, en lugar de 2, ya que esto conllevará multiplicar o dividir el área por 4.

¿A QUÉ NOS REFERIMOS CON SUBIR O BAJAR UN PASO?

Cuando variamos los parámetros de la cámara, apertura y velocidad, se le denomina pasos. Si en nuestra cámara colocamos un f/1.4 y 1/500 seg y nos damos cuenta que el diafragma está demasiado abierto, cambiamos y situamos un f/1.8, estaremos bajando un paso, ya que hemos reducido la cantidad de luz que pasará al sensor.

En algunos modelos de cámaras te ofrecerán la opción de cambiar los pasos con valores intermedios de ½ y 1/3. En lugar de duplicar o reducir a la mitad la exposición, te ofrecerán una progresión más gradual.

 

 

Es una ventaja ya que proporcionan un extra en el control de la exposición.

2. La velocidad de obturación

Determina la cantidad de tiempo que estará expuesto el sensor a la luz que el diafragma seleccionado haya dejado pasar. A mayor velocidad de obturación existirá menos movimiento y a menos velocidad de obturación existirá mayor movimiento.

La unidad para medir este elemento es en segundos. Parámetros claves en la fotografía de animales o deportes, en el que según tu decisión, captaras la estela del movimiento o lo congelarás.

Esos valores son:

 1/500 1/250 1/125 1/60 1/30 1/15 1/8 1/4 1/2 1s 2s 4s…

Los valores del tiempo de exposición aumentan o disminuyen multiplicándose o dividiéndose por 2, en el caso de la apertura de diafragma esto no sucede así.

3. Selección del ISO

Te permite especificar qué sensibilidad tendrá el sensor de la cámara ante la cantidad de luz que esta reciba.

Los valores de la sensibilidad ISO se miden:

50 100 200 400 800 1600 3200 6400 12800 25600…

El objetivo es lograr exponer de forma adecuada tu fotografía. La recomendación sobre la sensibilidad es utilizar el menor valor posible para evitar la introducción de ruido en la fotografía.

Su crecimiento es lineal, una configuración de ISO 200 recibirá el doble de exposición que una configuración de ISO 100.

La utilización de esta ley en función al ISO, está más orientada a la fotografía nocturna. Dependiendo de los resultados que quieras alcanzar, puedes creas tus propias tablas en los que obtendrás diferentes parámetros en cada una de las sensibilidades ISO que vayas colocando.

 

En resumen La ley de la Reciprocidad trata de mantener el equilibrio en cuanto a una exposición determinada. Si tienes alguna duda podéis dejarnos un comentario y contactar con nosotros.

¡Hasta pronto!

Deja un comentario