En el centro de Roma, en una plaza mas famosa por las tabernas que por su vida diaria, se juega a diario el ajedrez, en un ritmo que no contempla el mundo circundante y donde la vida, por un momento, decelera y se convierte soplo de aire y calor humano
Similar Fotos