We use our own and third party cookies to improve our service levels and to display content related to your preferences by analyzing your browsing habits. If you continue browsing it will be understood that you accept their use. You can obtain more information or find out how to change your settings in our Cookie Policy.
188570 images
|
75915 members
REGISTER NOW!
sign in

User name

password

Register with Facebook
29 November de 2008 > forum > equipments
  • Aaron Sosa

    19 July de 2010

    Aaron Sosa

    Una firma de juguetes se adelanta a Polaroid y lanza la primera cámara digital con impresora
    Tras su estreno en la impresora PoGo de Polaroid, la tecnología de impresión sin tinta Zink vuelve a hacer acto de aparición, aunque ahora integrada en una cámara digital. Ideada por Tomy, una empresa japonesa de juguetes, la Xiao Tip-521 se convierte en la primera cámara digital que incorpora una impresora, capaz de ofrecer copias en menos de 60 segundos. Redacción.- El mismo concepto de copias al instante de Polaroid pero en la era digital. Así se podría resumir la curiosa propuesta de la primera cámara digital con impresora integrada, que además no llega de la mano de la mítica firma norteamericana.
    Y es que, pese a los intensos rumores que apuntaban que Polaroid estaba trabajando ya en este proyecto, finalmente ha sido una compañía japonesa dedicada a la fabricación de juguetes tecnológicos la que se ha llevado el gato al agua.
    Así, tal y como ya han confirmado diversos blogs de tecnología, la Tomy Xiao Tip-521 puede presumir de ser la primera cámara digital capaz de imprimir las fotos en el acto, gracias a la misma tecnología Zink de impresión sin tinta que utiliza la impresora PoGo de Polaroid.
    De hecho, los datos de la nueva cámara coinciden con los de esta impresora de Polaroid: pequeñas copias en papel de 5 x 7,5 centímetros que se obtienen en menos de 60 segundos después de tomar la imagen.
    Cámara de juguete
    Pero más allá de esta innovadora prestación, la Xiao Tip-521 no disimula que se trata de una cámara de juguete. Con una resolución de 5 megapíxeles, el modelo se conforma con una sencilla óptica fija equivalente a 38 milímetros.
    Con unas dimensiones comedidas -teniendo en cuenta que incorpora una impresora, claro-, además de su colorido diseño, destaca la pantalla de casi 2,5 pulgadas y el puerto de infrarrojos, que permite enviar imágenes desde otros dispositivos para obtener copias en papel.

    Disponible en el mercado nipón a finales de este mes, la compañía no ha indicado si se distribuirá también en otros países.
    Actualización: según acaba de informar (19 de noviembre) Fujifilm España a este medio, la citada cámara digital no es la primera en incorporar una impresora. En el año 1999 Fuji ya presentó la FinePix PR21, una compacta de 2 megapíxeles que se caracterizaba, precisamente, por incluir una impresora capaz de ofrecer copias de hasta 6,2 x 4,6 centímetros en unos 35 segundos.