Arte, Artículos, Fotografía, Sin categorizar

Cuando la sensualidad se convierte en arte. Fotografía Boudoir

© Gustavo Pozo

Boudoir proviene del francés y significa “tocador”, lo que antiguamente se conocía como una pequeña habitación situada entre el comedor y el dormitorio, utilizada por las mujeres para embellecerse antes de salir o para los encuentros románticos.

Hoy en día su significado es diferente, y hace referencia a un tipo de fotografía que busca resaltar el lado más femenino de una mujer, desde una visión delicada, elegante y discreta.

© Gustavo Pozo

© Julie Socher

La belleza femenina puede ser representada de formas muy diversas, sin embargo este tipo de fotografía se detiene en resaltar la belleza natural que posee cada mujer, tomando en cuenta  los aspectos más resaltantes de su personalidad.

La fotografía Boudoir busca sugerir antes que mostrar, y cuida cada detalle para acentuar la sensualidad de la mujer, sin caer en lo sexual.

© Julie Socher

Aunque principalmente este tipo de fotografías se realizan en dormitorios, evocando aquella pequeña habitación íntima que se conocía como “Boudoir”, hoy en día también invita a realizarse en otras locaciones que proporcionen comodidad y confianza a la modelo, según su gusto.

Trabajar la iluminación es fundamental, la luz debe ser suave y ligera para minimizar la atención en las “imperfecciones”; la luz natural es perfecta para este tipo de fotografías, así como los contraluces que oculten detalles y realcen siluetas.

© Julie Socher

Es de gran importancia cuidar minuciosamente la decoración del lugar, así como los accesorios, lencería   y maquillaje, pues estos no solo proporcionaran el escenario deseado, también aportan confianza e inspiración.

La fotografía Boudoir encierra una gran carga de sensualidad y belleza, que no responde a tallas de ropa, edad o estereotipos de belleza; es una experiencia pensada para las mujeres reales que desean resaltar su parte más intima y femenina sin llegar al desnudo.

© Julie Socher

© Gustavo Pozo

La belleza corporal de una mujer esta compuesta por gestos, líneas, curvas y detalles que la hacen especialmente única,  y nada tienen que ver con los patrones de belleza establecidos por la sociedad; una mujer es hermosa  con todas sus imperfecciones,  y la fotografía Boudoir deja salir toda esa belleza de una forma muy natural al reencontrarla con su feminidad.

El Boudoir tiene el poder de seducir,  sin necesidad de  caer en lo vulgar o lo explícito,   podemos  ver desde embarazadas hasta parejas mostrando su lado intimo, en imágenes muy bien compuesta.

© Julie Socher

Existen muchas variantes dentro de este estilo,  algunos  románticos llenos de timidez y otros más seductores y atrevidos, todas buscando resaltar  la belleza femenina, sin romper la delgada linea que existe entre lo sensual y lo erótico.

© Julie Socher

La fotografía boudoir bordea la bella y delicada linea de la sensualidad femenina,  existen muchos fotógrafos haciendo grandes trabajos,  como es el caso de Albert Pamies, fotógrafo de Málaga a quien también admiro, y por lo que no puedo cerrar este post sin dejar de compartirles algunas  imágenes que muestran su excelente trabajo.

© Albert Pamies

© Albert Pamies

© Albert Pamies

© Albert Pamies

Que te parece  la fotografía Boudoir? cuéntame que opinas  de ella y si alguna vez te animarías a realizarla,  deja tu comentario que me encantará leerte.

Aquí otro post que podría ser de tu interés:  EL ARTE DEL DESNUDO EN LA FOTOGRAFÍA

Por : MICHELE SANTAMARIA

Cuando la sensualidad se convierte en arte.  Fotografía Boudoir